fbpx

¡bienvenida!

Soy Munsa, aunque en realidad en mi DNI pone Montserrat y mucha gente me conoce cómo Martina. Es una laaaaarga historia, así qué puedes llamarme cómo quieras (bueno, mejor Montse no, qué a mi madre no le gusta)

¿Quieres saber algo más de mí? Soy amante de los pequeños detalles. Líder de mis propias memorias. Una apasionada de aprender (y leer). Y una enamorada de la productividad para tener tiempo para todo. 

así empieza

mi historia

Desde siempre me sentí fuera de lugar. Más madura. Más sensible. Con más personalidad. Con ganas de hacer cosas que por edad no tocaban (decían). Con 9 años perdí a la persona más importante de mi vida, mi abuela, que me había criado como una madre. A los 13 años mi madre, con la que con esfuerzo habíamos reconstruido lazos, sufrió un cáncer de mama. A los 15 años la depresión y la ansiedad llegaron a mi vida y durante mucho tiempo busqué destruirme. Con recaídas y relaciones tóxicas incluidas, no fue hasta los 22 años que conseguí ver la luz. Aunque, si te soy sincera, la ansiedad aún es mi compañera en momentos complicados. Ahora prefiero verla como una amiga qué me avisa cuando algo no va bien. ¿Una historia dura? No lo sé, supongo. ¿Cómo todas quizá? Aunque sí sé qué todo eso me ha ayudado a llegar hasta aquí

Mi misión

Decidí emprender para poner mi granito de arena en lo que es en realidad una necesidad social. Es el momento de poner en valor otras formas de liderazgo. Un liderazgo femenino -qué no exclusivo de mujeres- más consciente y auténtico. 

Es el momento de avanzar hacia la igualdad real para qué las mujeres no suframos día tras día las desigualdades del mercado laboral. Es necesario transformar las formas de organizarnos y de relacionarnos. Cómo sociedad, cómo empresas y también cómo mujeres.

Pero también es necesario que las mujeres reconectemos con quién somos. No podremos ser libres si no dejamos atrás creencias y obligaciones que nos oprimen. Necesitamos espacios para conocernos y autoliderarnos, espacios para saber quién somos y tomar decisiones coherentes.

Esa es mi misión.

10 cosas sobre mí

Las fórmulas mágicas y fáciles no existen

Crecer, aprender, comprender, conocerte y liderar: todo requiere esfuerzo, compromiso y responsabilidad. Y lo mejor que tienes para ello son tus propios recursos, fortalezas y habilidades, cosas que ya están en ti.

Lo personal y lo profesional van de la mano

No hay crecimiento personal sin crecimiento profesional, e invertir los factores no cambia el resultado. Creo que ambas deben crecer de la mano, retroalimentarse y encontrar el equilibrio. En realidad, tú equilibrio.

Lo más importante es no olvidarte de celebrar

Creo firmemente que siempre hay algo para celebrar. Soy creyente del agradecimiento y me gusta ver siempre el lado bueno de lo qué ocurre en mi vida. Así qué dime, ¿qué vas a hacer para celebrar hoy?