¿Que es el coaching profesional?

¿Que es el coaching profesional?

Últimamente el coaching «está de moda» y cada vez más personas recurren a él para superar obstáculos o impedimentos en alguna faceta de su vida. Presente en ámbitos muy dispares el coaching profesional o laboral pisa también con fuerza en los últimos años aunque, en realidad, hace más de 20 años que muchos profesionales lo aplican con éxito. Pero, ¿qué es realmente el coaching profesional?

Hoy podemos encontrar muchas definiciones distintas sobre lo que es el coaching y por eso para mí es realmente mucho más fácil empezar por aquello que no es el coaching. Cuando hablamos de coaching debemos tener claro que no hacemos referencia a una terapia, consultoría o mentoring,puesto que el coachee (así es como se llama a la persona que decide realizar un proceso de coaching, el cliente) es y debe ser en el coaching el protagonista en todo momento, responsabilizándose de las decisiones y los pasos a desarrollar. Es muy importante que ambas partes tengan esto claro, puesto que un buen profesional derivará al cliente al profesional que corresponda cuando detecte que no le puede ayudar y el cliente debe saber que va a encontrarse cuando quiere iniciar un proceso de coaching.

¿Qué es entonces el coaching?

El coaching es por lo tanto un proceso que acompaña a personas o equipos a empoderarse para rendir al máximo de sus capacidades. Es decir, el coach ayuda a superar las barreras y límites de las personas para conseguir sacar lo mejor de ellas mismas. En el caso del coaching laboral o profesional que yo desarrollo estos procesos se encaminan a la superación de la persona en relación a su trabajo o profesión, ya sea en el mundo del emprendimiento, en un trabajo por cuenta ajena o en un momento de reinvención profesional, por ejemplo.

Además, tiene su origen en Estados Unidos en los años 70, relacionado con el mundo de los deportes, por lo que siempre he tenido la sensación que, especialmente en el coaching profesional o ejecutivo, sus bases y comunicación se han asentado en la masculinidad, la autoridad, la fuerza y el poder. No os lo voy a negar, cuando empecé a saber más sobre el coaching estos valores no resonaban para nada conmigo y por eso pensé, en un primer momento, que como mujer eso no podría encajar nunca conmigo. Sentía que el coaching estaba creado por y para hombres y que mi manera de entender el trabajo y el mercado laboral difícilmente podría encajar allí.

Sin embargo a lo largo de mis estudios de máster sobre empleo, mercado de trabajo y coaching vi que eso no tenía por qué ser siempre así. Descubrí experiencias positivas de coaching enfocado a mujeres y empecé a conectar con la esencia de lo que suponen este tipo de procesos cuando lo experimenté en mi propia piel por primera vez gracias a unas prácticas. Y enseguida quise saber más. Y cuando supe más, tuve claro que lo que yo quería hacer era un coaching con perspectiva de género que me permitiera acercar sus beneficios a las mujeres conectando con sus valores, sus problemas y sus miedos.

Por desgracia, a pesar de experiencias positivas y de una cada vez mayor presencia de la mujer en el mundo del coaching, son pocos los estudios o coachs que utilizan esta perspectiva e integran principios de igualdad de género para ayudar a combatir la desigualdad de las mujeres. Una desigualdad evidente en el mundo laboral en aspectos como la brecha salarial, la conciliación, la segregación ocupacional o la menor presencia de mujeres en puestos de responsabilidad.

Pero… ¿qué es el coaching con perspectiva de género?

Y como siempre soy fiel a que si algo no existe, tendremos que inventarlo, decidí enfocar mi trabajo final de máster precisamente sobre el coaching con perspectiva de género y como puede ser útil a la situación actual de las mujeres en relación al empleo. Por eso el coaching que te compartiré en el blog y que bien pronto podrás encontrar disponible en mi nueva web está dirigido a mujeres valientes que queréis encontrar la mejor versión de vosotras mismas. Mujeres que necesitáis aprender a conciliar la vida laboral, familiar y personal; o la maternidad ha puesto vuestro equilibrio patas arribas; queréis cambiar vuestro rumbo profesional y no sabéis como; vuestro miedos os paralizan para hacer lo que realmente queréis; o también que os encontráis perdidas en vuestros primeros pasos en el mercado laboral.

El coaching profesional con perspectiva de género, acuñado por autoras como Fabiana Gadow como coaxxing, es un proceso que utiliza las herramientas y técnicas del coaching para obtener resultados en el ámbito laboral sin dejar de lado todo aquello que tiene que ver con lo relacional y emocional en relación al trabajo. Un coaching que no sólo tiene en cuenta al cliente, sino también los retos, obstáculos y necesidades de las mujeres en la actualidad, favoreciendo su empoderamiento y poniendo en valor sus habilidades y características. En definitiva, un coaching que se dirige de forma específica a nosotras, las mujeres, porqué entiende nuestras particularidades y nuestra necesidad de desarrollar nuestra carrera profesional sin descuidar otras dimensiones de nuestra vida, especialmente a nosotras mismas. Y ay queridas…. ¡qué importante sigue siendo eso!

 

Pd1: si tienes dudas sobre si el coaching es o no adecuado para ti y tus circunstancias no te pierdas el siguiente post del miércoles porqué voy a ayudarte con eso 🙂

Pd2: y sobretodo, disculpad por mi ausencia durante estos casi dos meses, pero como os conté hace unos días por las redes sociales (puedes leerlo en mi Instagram y mi Facebook) tuve la necesidad de parar, reconectar conmigo misma y cerrar algunos temas para poder volver al 100% y a por todas. Y ahora sí, ¡ya vuelvo a estar por aquí con muchas ganas de compartirte contenido de valor!  

Posts relacionados:
Si te ha parecido interesante ¡compártelo!
Sin comentarios

Escribe tu comentario

Suscribete
Y CONSIGUE LA GUÍA PARA ENCONTRAR TU VERDADERO CAMINO PROFESIONAL