¡Hola 2019! Y gracias 2018

¡Hola 2019! Y gracias 2018

Pues hoy sí, por fin ha llegado el día. Hoy decimos adiós al 2018 y a sus 365 días. Después de unas semanas de analizar todo lo vivido ha llegado el momento de afrontar un nuevo año. 365 días más para llenar de momentos, historias y recuerdos. Volveremos a reír y llorar, a disfrutar y sufrir, a querer y despedir. En definitiva un nuevo año que nos da la oportunidad de VIVIR.

Para mí el 2018 ha sido el año de la GRATITUD, así, con mayúsculas (por cierto, no podéis perderos este post de Maria Callizo hablando sobre la gratitud, su historia siempre me resuena). Quizá no ha sido un año muy bueno, tampoco ha sido especialmente malo. Ha tenido momentos de todo. Pero sin duda ha sido el año de los aprendizajes. Emprender un nuevo proyecto y estrenar una web; mudarme, empezar a convivir con mi pareja y tener el primer contrato de alquiler con mi nombre después de muchos años compartiendo piso; acabar un máster y empezar un posgrado; despedirse de proyectos donde he participado durante más de 6 años. Sí, ha sido intenso.

2018: EL AÑO DE CONOCERME MÁS

Sin duda 2018 ha supuesto muchos cambios que me han enseñado sobre mi misma. Cambios que me han puesto al límite y me han hecho superarme. He roto muchas barreras en estos meses, y me siento orgullosa de ello.  He olvidado lo que otros quieren, esperen o piensan, y me he centrado en mí. En lo que yo siento, quiero y deseo. Porque este año también me he caído. La ansiedad ha vuelto a estar presente, y esta vez acompañada de migrañas. Pero esto me ha recordado que no puedo dejar de cuidarme. Me he querido y respetado. Me he escuchado mucho y he aprendido a entenderme, no a juzgarme. Incluso el miedo ha sido mi aliado. Así que un año tan vivo y lleno de autoconocimiento solo puedo despedirlo con infinita gratitud.

Si te soy sincera hace unas semanas no creí que fuera posible. Pero hoy consigo terminar 2018 en paz. Conmigo misma, con mi alrededor y con todo lo vivido. Y eso es lo mejor que podía regalarme este 2018. Esta tarde despediré el año con mi propio ritual. Realmente empecé a despedirme el pasado 21 de diciembre con una preciosa tarde y una meditación y ritual de solsticio de invierno con Mar de Borja.  Fue maravilloso, un regalo. Desde entonces he ido cerrando el año poco a poco. Hoy terminaré con yoga suave, una meditación profunda y unos cánticos de agradecimiento. Quemando aquello de este año que quiero dejar atrás y deseando fuerte para el nuevo año.

DEL 2019 SÓLO ESPERO…

Sólo puedo pedirle un poco más de lo mismo. Seguir avanzando, creciendo y aprendiendo. Quererme mucho. Ver algunos sueños más cumplidos. Sobretodo le pido personas, momentos y sentimientos inolvidables. No necesito que sea perfecto (no lo quiero en realidad) sólo único. En definitiva del 2019 sólo espero seguir VIVIENDO para, dentro de 365 días, poder seguir agradeciendo con la misma paz que siento hoy.

Espero que para ti 2019 también este lleno de vida. Deseo que vivas 365 días de gratitud por estar viva. Ojalá todos podamos seguir sintiendo, creciendo y, sobretodo, compartiendo.

¡Feliz inicio de año!

Un abrazo,

Posts relacionados:
Si te ha parecido interesante ¡compártelo!
Sin comentarios

Escribe tu comentario

Suscribete
Y CONSIGUE LA GUÍA PARA ENCONTRAR TU VERDADERO CAMINO PROFESIONAL