¿Es el coaching profesional para mí?

¿Es el coaching profesional para mí?

El otro día os explicaba en que consiste el coaching y como entiendo yo que puede ser útil para empoderarnos a las mujeres en el mercado laboral. Pero el coaching no es para todo el mundo y para iniciarnos en un proceso de este tipo, que nos requerirá una gran inversión en tiempo, esfuerzo y autoconocimiento, debemos preguntarnos primero si realmente es la mejor herramienta que tenemos a nuestro alcance según nuestras circunstancias y los objetivos que queramos conseguir.

Siempre explico que para mí el primer paso para que un proceso de coaching con una clienta pueda tener éxito es el trabajo y reflexión que ella haya podido hacer para llegar a mí. No todo el mundo está preparado para lo que significa un proceso de pero cuando una clienta acude receptiva, sabiendo en que puedo ayudarla y dispuesta a responsabilizarse de todo el trabajo que un proceso como este requiere, entonces yo sé que podemos empezar a trabajar: analizar la situación, establecer objetivos, elaborar un plan de acción e implementarlo para poder llegar a aquello que ella necesite para que el trabajo sea una pieza más que sume en su bienestar.

¿Y qué puedo preguntarme para reflexionarme?

Pero sé –por propia experiencia- que reflexionar, y más sobre una misma, no siempre es fácil (de hecho, no sé si en algún momento es fácil). Así que te animo a contestar por escrito para ti algunas de las siguientes preguntas, las que más te llamen la atención, sientes que conectan contigo y tus circunstancias o todas si lo prefieres o necesitas. No pretendas encontrar en ellas respuestas ni verdades absolutas, no existe una respuesta correcta a este tipo de preguntas, contéstalas sin juzgar y, sobretodo, sin juzgarte. Hazlo tomando conciencia de tus respuestas.

¿Existe en tu día a día un espacio que te guardes para trabajarte o cuidarte a ti misma?

¿Crees que tu vida laboral convive en equilibrio con tu vida familiar?

¿Eres consciente de tus miedos e inseguridades?

¿Sabes definir las cualidades y habilidades que te hacen brillar en tu trabajo?

¿Conoces como liderar tus emociones?

¿Eres capaz de tomar decisiones en la esfera profesional?

¿Estas orgullosa de donde te encuentras ahora profesionalmente?

¿Crees que tienes oportunidades de aprendizaje y crecimiento a tu alrededor?

Si tu yo de niña pudiera verte ahora, ¿estaría contenta con tu profesión?

 

Seguro que contestando las preguntas que hayas decidido te han surgido muchas otras. Contéstalas también. De hecho, te recomiendo que dejes reposar las preguntas y respuestas y las retomes en unos días para reflexionar e identificar cuales resuenan más en ti. Una vez sepas mejor que sientes, dime: ¿Estás dispuesta a afrontar por ti misma incluso las respuestas más incómodas? ¿Estás dispuesta a buscar las oportunidades de aprender que el coaching puede aportarte? ¿Estás dispuesta a asumir la responsabilidad para encontrar tus propias soluciones?

 

Porqué el coaching SÍ es para ti si…

  • Sientes la necesidad de cambiar algún aspecto sobre el trabajo o sobre ti misma.
  • Estás dispuesta a trabajar para encontrar la mejor versión de ti misma.
  • Quieres tomar consciencia sobre cómo te influye todo aquello que te rodea para dejar de reaccionar de forma negativa frente a los obstáculos.
  • Buscar el equilibrio entre todas las facetas de tu vida sin esconderte ni descuidarte a ti misma.
  • Quieres que tu trabajo sea un elemento que te ayude a vivir una vida digna y saludable.

En definitiva, si eres una mujer valiente con ganas de crecer que, a pesar de los miedos o las dudas, eres consciente sobre la necesidad de trabajar ciertos aspectos de tu vida para que el trabajo pueda ser una pieza que sume en tu bienestar, el coaching profesional puede ser para ti. Te lo digo desde la honestidad de mi propio proceso de autoconocimiento y crecimiento, sé que encontrar el equilibrio no es fácil, el coaching no puede regalarte soluciones mágicas que tu no quieras encontrar, pero si estas dispuesta a trabajar para conseguirlo vivir una vida donde tú, tu trabajo y tu entorno se balancean en armonía es posible.

 

PD: Y si tienes cualquier duda no dudes en compartirla en comentarios para que todas podamos crecer o, si lo prefieres, escríbeme a hola@martinamaresme.com, estaré encantada de hablar contigo 🙂

Posts relacionados:
Si te ha parecido interesante ¡compártelo!
Sin comentarios

Escribe tu comentario

Suscribete
Y CONSIGUE LA GUÍA PARA ENCONTRAR TU VERDADERO CAMINO PROFESIONAL