Coaching, mujeres y mercado laboral: mi trabajo de investigación

coaching-mujeres-mercado-trabajo

Coaching, mujeres y mercado laboral: mi trabajo de investigación

Si hace un tiempo que me sigues quizás te suene lo que voy a contarte hoy porqué va muy ligado con mi visión del coaching. Hoy hay muchas personas que son coachs -algunas con estudios que lo acreditan y otras, bueno… pero eso es un tema que mejor dejamos para otro día que me lío- pero no todas entendemos ni practicamos el coaching de la misma manera. Mi coaching es integrativo, suma otras disciplinas como la PNL o la meditación, está basado en la esfera más profesional y de orientación laboral y, además, trabajo sólo con mujeres siguiendo una clara perspectiva de género.

¿Coaching sólo para mujeres?

Está visión y método no lo he creado de un día para otro, sino que se ha ido formando y construyendo con el tiempo, y hoy quería contaros un poco más sobre el último punto: mujeres y perspectiva de género. Hace años que mi propósito siento que va muy ligado a la lucha por la igualdad real entre mujeres y hombres y quise investigar si eso tenía sentido cuando hablábamos de coaching. Así que me apetecía mucho contaros mis conclusiones presentandos un trabajo que me llevo mucho tiempo y esfuerzo pero del que estoy muy orgullosa, El coaching como herramienta para mejorar la situación laboral de las mujeres en España mi trabajo final de máster puntuado con una nota de excelente y publicado por la Universitat Oberta de Catalunya.

En este trabajo quise fijarme en el tipo de desigualdades que se dan en el mundo laboral, así como en la situación de las mujeres en España. Pese a la multiplicidad de factores, que dificultan sin duda alguna el abordaje de esta problemática desde una sola perspectiva, llegué a interesantes conclusiones en lo que a coaching y mujeres se refiere. El coaching laboral puede ser una interesante herramienta para abordar aspectos de desarrollo personal o competencial, así como cambiar el rol femenino tradicional superando miedos y creencias limitantes. Por ejemplo, conciliación, maternidad y liderazgo son tres esferas en las que la esfera laboral y personal se tocan y donde el coaching laboral puede tener un papel muy interesante.

Coaching y empoderamiento femenino

En definitiva, para mí el coaching es muy útil para trabajar con mujeres porque el camino de autoconocimiento y transformación que permite es sin duda de gran valor para su empoderamiento. La mejora de las mujeres en el mercado laboral precisa -entre muchas otras cosas- de mujeres más seguras, capaces de romper con los roles más tradicionales y construir sus propias visiones de conceptos masculinizados como éxito o liderazgo. Algo que sin duda repercute en el conjunto de la sociedad y que, con el tiempo, permitirá visibilizar otras maneras de entender el trabajo y el mundo profesional.

Pero cuidado. Esto es algo que no sólo tiene que ver con el emprendimiento o con el crear tu propia empresa. No podemos pensar que la solución para que las mujeres brillen en el mercado laboral es que todas creen su propia empresa (aunque sea genial cada vez haya más mujeres que se atrevan a emprender). Primero, porque no todo el mundo tiene las ganas y habilidades para hacerlo: emprender un negocio no es para todo el mundo. Y segundo, porque de lo que se trata es de las empresas y la sociedad cambie. El cambio empieza en nosotras, pero no puede quedarse aquí. Creo firmemente que debe ir más allá y debe transformas las organizaciones, los roles y las prioridades de todos.

Ejemplos de buenas prácticas: malas madres y extraordinaria

Hay dos proyectos que empecé a seguir al empezar el trabajo y que me encanta su filosofía que, creo, tiene mucho que ver con lo que os contaba. El primero es el Club de Malas Madres una comunidad emocional 3.0 que tiene como objetivo desmitificar la maternidad y romper el mito de la “madre perfecta”. Su fundadora, Laura Baena, sintió la necesidad de visibilizar la maternidad real y reivindicar un nuevo modelo social de madre. Su lucha por la conciliación, con su proyecto #YoNoRenuncio, es también la lucha por no perder la identidad como mujeres con sentido del humor y rompiendo estereotipos. La idea perfecta de que las mujeres no deben escoger entre carrera profesional o ver crecer a sus hijos, sino que ambas cosas, si queremos, deben ser compatibles.

Otro proyecto que me encanta, y del que además este año tengo la oportunidad de formar parte, es la comunidad de mujeres emprendedoras Extraordinaria. Su objetivo es defender una nueva manera de emprender en femenino donde el apoyo es indispensable para conseguir el éxito profesional y personal, así como desarrollar un liderazgo femenino mucho más alineado con las necesidades de las mujeres. Gemma Fillol, su fundadora, defiende que es un espacio donde la competición desaparece y deja paso al compartir y en el que, por lo tanto, todas las mujeres son alumnas y maestras a la vez. El año pasado dieron a conocer el observatorio, un estudio sobre mujeres emprendedoras que da muchísima información sobre los retos que aún quedan por delante y que demuestra su compromiso y trabajo por desmitificar y romper barreras en el mundo de los negocios.

Mi pequeña aportación

Así, mi trabajo de investigación quiere ser una pequeña aportación más, algo que además espero pueda crecer con el tiempo (tengo ya algunas ideas en mente) en pro del empoderamiento femenino. Un análisis de la realidad que las mujeres vivimos cada día en el mundo laboral y un poco de esperanza con nuevas herramientas y perspectivas para ir rompiendo moldes.

Me encantaría saber que os ha parecido el post de hoy y si os gusta que el enfoque de la perspectiva de género se expanda o si, por el contrario, creéis que no tiene sentido y no es algo necesario. ¡Ah! Y si alguna quiere leerse o mirarse mi trabajo y quiere dejar su opinión, me haría muuuuucha ilusión leeros, de verdad 😊

Un abrazo,

Posts relacionados:
Si te ha parecido interesante ¡compártelo!
Sin comentarios

Escribe tu comentario

Suscribete
Y CONSIGUE LA GUÍA PARA ENCONTRAR TU VERDADERO CAMINO PROFESIONAL