el blog
El otro día os explicaba en que consiste el coaching y como entiendo yo que puede ser útil para empoderarnos a las mujeres en el mercado laboral. Pero el coaching no es para todo el mundo y para iniciarnos en un proceso de este tipo, que nos requerirá una gran inversión en tiempo, esfuerzo y autoconocimiento, debemos preguntarnos primero si realmente es la mejor herramienta que tenemos a nuestro alcance según nuestras circunstancias y los objetivos que queramos conseguir. Siempre explico que para mí el primer paso para que un proceso de coaching con una clienta pueda tener éxito es el trabajo y reflexión que ella haya podido hacer para llegar a mí. No todo el mundo está preparado para lo que significa un proceso de pero cuando una clienta acude receptiva, sabiendo en que puedo ayudarla y dispuesta a responsabilizarse de todo el trabajo que un proceso como este requiere, entonces yo sé que podemos empezar a trabajar: analizar la situación, establecer objetivos, elaborar un plan de acción e implementarlo para poder llegar a aquello que ella necesite para que el trabajo sea una pieza más que sume en su bienestar.
Últimamente el coaching "está de moda" y cada vez más personas recurren a él para superar obstáculos o impedimentos en alguna faceta de su vida. Presente en ámbitos muy dispares el coaching profesional o laboral pisa también con fuerza en los últimos años aunque, en realidad, hace más de 20 años que muchos profesionales lo aplican con éxito. Pero, ¿qué es realmente el coaching profesional? Hoy podemos encontrar muchas definiciones distintas sobre lo que es el coaching y por eso para mí es realmente mucho más fácil empezar por aquello que no es el coaching.
Hoy quiero mostraros un post un poco más personal para que podamos empezar a compartir, y para compartir es importante ser sinceras con nosotras mismas y con las personas que nos encontramos por el camino. Es una reflexión que escribí hace unos días a raíz de mi participación en Talentària (tengo pendiente un post para explicaros porqué fue una experiencia ¡genial!) y un debate que hubo sobre la vulnerabilidad. ¿Nos perjudica en nuestros proyectos o carreras profesionales mostrarnos vulnerables? ¿Perderemos oportunidades profesionales por mostrar nuestra vulnerabilidad? Yo creo sinceramente que no. Que la vulnerabilidad es parte de la vida y que, como cualquier sentimiento, es un motor para aprender y para vivir. Y quizá nuestra sociedad aún no es un reflejo de ello pero en nuestras manos está poder cambiarlo. Por eso quiero compartir con vosotras este escrito sobre el miedo, algo que nos hace profundamente vulnerables, a ver qué os parece :)
Como os contaba hace unos días uno de los principales objetivos de Martina Maresme es compartir para poder crecer. Tanto si eres emprendedora como si trabajas por cuenta ajena es importante que conozcas el potencial que puede tener para ti el hecho de compartir. Compartir sin miedo todo aquello que creas que puede ayudar a otras, compartir preocupaciones para encontrar ayuda, pero también compartir descubrimientos y recursos con quien pueda necesitarlo. Compartir es en gran parte la buena filosofía que para mi tienen las redes o los blogs donde he aprendido muchísimo más de lo que podría haber imaginado.

En este artículo voy a presentarte la importancia que tiene pensar en el bienestar en el trabajo y como ambos conceptos se relacionan entre ellos. Algo que pocas veces pensamos pero que ya es hora que pensemos. Además, voy a darte 5 razones de como de importante es que este presente en tu día a día. En nuestra sociedad actualmente el trabajo, ya sea por cuenta ajena, porqué hemos decidido emprender o porqué nos encontramos en búsqueda activa de empleo, es una de las piezas fundamentales para organizarnos y definirnos. Es en definitiva un condicionante de nuestra posición en la sociedad....

En estos primeros post quiero explicaros bien que quiero construir con Martina Maresme. No quiero guardarme nada para mí, sino compartir con vosotras todo aquello que quiere llegar a ser este pequeño espacio en la red. Como una forma de abrirme con vosotras, con quienes dediquéis vuestro tiempo a leerme y sintáis ganas de saber más. Pero también como un gesto de compromiso conmigo misma y este pequeño proyecto. Martina Maresme debe ser un espacio para compartir. Para ello yo tengo que ser la primera en romper barreras y abrirme sin miedos. Ser 100% yo misma estoy segura que será...

El otro día te contaba que pretende ser Martina Maresme y hoy quiero explicarte un poco más. Tengo un mantra que quiero que hagas tuyo: trabajar mejor para ser más feliz. Porqué sí, estoy convencida que crecer profesionalmente es un camino para que seas más feliz. Y por eso debes poner todo tu empeño en ser mejor pero, déjame que te cuente un secreto, no lo hagas sola porque es muy aburrido y mucho más cansado ;) En Martina Maresme nos va el compartir, ayudarnos y admirar y nos aburre sobremanera el competir y envidiar. Sabemos que todas nosotras somos...

Suscribete
Y CONSIGUE LA GUÍA PARA ENCONTRAR TU VERDADERO CAMINO PROFESIONAL